¿Qué está pasando en Situación Límite?

Un soleado 8 de octubre fue cuando Situación Límite Cómics se puso en marcha. Hace siete meses. Recuerdo el día exacto porque mi mujer y yo estábamos de ruta turística por Alcalá de Guadaira viendo el antiguo barrio de El Castillo. El grupo al completo se había detenido junto a la puerta de la restaurada iglesia de San Miguel mientras la monitora daba unas interesantes explicaciones sobre aquella ubicación. O eso creo, porque yo realmente no prestaba mucha atención. A pesar de ser ya octubre hacía un calor de mil demonios y yo buscaba la sombra como un loco. Principalmente por dos razones: la primera porque, como ya he dicho, el sur de España, fiel a sus principios, parecía dispuesto a recordarnos aquel día que el otoño se resistía a aparecer. Y la segunda y más importante porque me encontraba inmerso en una conversación por whatsapp con Francisco Corbacho que minutos después desembocaría en lo que hoy conocemos como Situación Límite Cómics.

Francisco fue el que sugirió esta magnífica nomenclatura aunque dice que yo fui quien lo ideó jugando a un juego de rol hace muchos años que se llamaba Super Héroes Inc. Sinceramente, apenas recuerdo aquello, pero al parecer le puse ese nombre a un grupo de superhéroes. Con lo que, debido a este  momento whatsapp, yo buscaba la sombra además porque en el sol no veía nada en la pantalla. Hacía ya unas semanas que Francisco y yo habíamos hablado sobre hacer algo juntos. Yo ya había diseñado algunos personajes de Crunch y así, tan espontáneamente nació Situación Límite Cómics. Desde entonces y gracias en gran medida a los chicos de Comicsquare a los que nunca estaré lo suficientemente agradecido, hemos conquistado un trocito de la red. Uno pequeño, pero que parece consistente. A día de hoy nuestras series Crunch. El Destructor de Universos y Rabia han alcanzado su número tres y pronto finalizarán sus primeros arcos argumentales.

Además de todo esto algo debemos estar haciendo medio bien. Hace un mes y algo un par de autores se pusieron en contacto con nosotros porque habían visto nuestro trabajo y pensaban que el suyo tenía cabida en nuestro sello. Les dijimos que sí, pero les expliqué que aquí (de momento y quizás para siempre) nadie ganaba dinero haciendo cómics y al final solo se ha quedado en eso: en un primer contacto. No han vuelto a escribirnos.

La tercera cosa fantástica que ha ocurrido ha sido la incorporación a nuestras filas de Antonio De Zayas (Zayas para sus amigos) con una propuesta de ciencia ficción titulada Zeus que está ilustrando un servidor y que promete ser épico e interesante. Yo lo estoy pasando de muerte. Pronto estará con todos vosotros.

Y nada más. Seguimos creciendo y esto es un orgullo. Yo estoy encantado con todo lo que está pasando. Espero que vosotros también lo disfrutéis. Y recordad: jamás dejéis de imaginar….

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *